Columna de Opinión: José Miguel Gazitúa - Director FTS

06 de mayo de 2024

Nuestra comunidad se ve seriamente amenazada por la avidez de una inmobiliaria

La comunidad de Tunquén, organizada desde los años 90, considerando a los vecinos de Punta del Gallo, El Rosario y La Boca, es, con sus virtudes y defectos, una comunidad ejemplar y bastante única en Chile.

Hay una serie de prácticas que hacen de nuestras parcelaciones un lugar especial: el aprovechamiento de la energía limpia y gratis del sol; las noches oscuras que permiten ver el cielo gracias a la ausencia de alumbrado público; la conciencia en el uso del agua (prácticamente no hay jardines con pasto); la transparencia de los caminos, que nos permite ver un paisaje amplio por la casi inexistencia de cierres (muros) en las parcelas; las permanentes acciones de limpieza de las playas y rutas; la reforestación tanto comunitaria y particular mediante el uso de de especies nativas. Todo esto son logros que nos definen como comunidad y son los motivos que a la mayoría de nosotros nos han impulsado a residir o tener como segunda vivienda Tunquén.

Juntos, gracias al trabajo y aportes de la comunidad, hemos tenido logros inéditos, como la protección como Santuario de la Naturaleza de más de 300 hectáreas en la Playa Grande; haber detenido el avance del tendido de postes para suministro de energía eléctrica por la compañía del litoral; o haber logrado descartar el proyecto de construcción del mega puente del MOP sobre el cauce del Estero de Casablanca, en el sector donde comienza el Humedal de Tunquén.

Nuestra comunidad (hoy organizada mediante tres OCF elegidas mediante votación y sustentadas en forma voluntaria por los vecinos) se ve seriamente amenazada por la avidez de una inmobiliaria que entre sus socios figuran quienes hicieron un condominio en Punta del Gallo en que instalaron una red de agua, incluso un grifo, y que nunca tuvo agua. Los mismos socios de la inmobiliaria que fue derrotada en múltiples acciones judiciales, incluso en la Corte Suprema, por su proyecto de condominio en la parte sur de la Playa de Tunquén.

Esta vez, bajo el nombre de Inmobiliaria La Boca SpA (el nombre ya es una agresión) han aprobado en la Dirección de Obras de Casablanca un anteproyecto para construir un condominio tipo B con 68 viviendas en 38.000 m2 en el sector de “el bosque”, ubicado a la entrada de la parcelación entre La Boca y El Rosario.

Debido a que la Inmobiliaria La Boca no respondió las consultas, hemos acudido a la Ley de Transparencia para obtener en la Municipalidad de Casablanca, información sobre el anteproyecto, el que considera iluminación de calles, cierres tipo pandereta en su perímetro y otras características que sin duda alterarán el tipo de comunidad respetuosa del medio ambiente que tanto nos ha costado formar y mantener desde 1990. También nos hemos enterado de que no existen derechos de agua adquiridos para este condominio. La información que hemos obtenido del Comité de Aguas de Tunquén es que dotar de agua a este condominio, con áreas verdes y jardines, sin duda afectará gravemente el acuífero que suministra agua a nuestros pozos, pudiendo amenazar también las quebradas del sector.

Como Fundación Tunquén Sustentable manifestamos nuestra intención de estar atentos a cada uno de los documentos con que está inmobiliaria intente tramitar sus permisos, y velar de que se cumplan a cabalidad las leyes imperantes en nuestro país.

Compartir:

En qué momento sucedió que de pertenecer a la tierra, pasamos a creer que ella nos pertenecía?   Súmate, participa, DONA!